Club Deportivo Toledo

En Toledo son las 22:07:32 del 3/06/2020

Contacta con el Club en el correo contacto@cdtoledo.es o en su página oficial www.cdtoledo.es


Próxima jornada


EXTOLEDANOS ILUSTRES               + artículos -->

Redacción
5/09/2013
1987: JAVIER LOZANO.
 
Foto ilustrativa del artículo
 

JAVIER LOZANO


Javier Lozano o la gloria discreta de un hombre con gran futuro

Entrevista realizada por Beatriz Jiménez, publicada en el diario “La Voz de Tajo” el 1 de octubre de 1987



Es el más veterano de todos los jugadores del actual Fútbol-Sala Toledo, y el único toledano de la División de Honor. Recientemente recibía una oferta insistente del CD Toledo, pero después de pensárselo detenidamente, decidía seguir en el fútbol-sala, en primer lugar porque cree que a sus veintiséis años no logrará llegar en el fútbol grande al ‘status’ que hoy disfruta en el otro, y en segundo, porque tiene ante sí un futuro prometedor a partir del nuevo proyecto de su club. Ha sido internacional en doce ocasiones, y su aspiración más inmediata es la de jugar, de nuevo, en los Mundiales que se celebrarán el próximo año a Australia. A más largo plazo espera llegar a entrenar algún día al club en el que hoy milita y, sobre todo, facilitar a nuevos jugadores la gloria de este deporte.

Javier Lozano llegó al FS Toledo cuando el equipo comenzó a jugar en la División de Honor. Desde entonces, hace ya cuatro años, y a lo largo de todo este tiempo ha sido el único jugador que se ha mantenido en el equipo. Venía del fútbol ‘grande’, del CD Toledo, pero por entonces éste estaba en las más bajas cotas deportivas por las que ha atravesado. Así que un grupo de amigos le propusieron entrar en el FS Toledo, y así lo hizo. Reconoce Javier Lozano que al principio era un jugador nefasto, “era como un tronco”, pero que gracias a una serie de entrenamientos intensivos logró darse forma a sí mismo. En realidad, “todo empezó como una experiencia nueva, pero se me fue dando bien y después me llamaron para la selección nacional”, afirma el jugador, “y a partir de aquí me lo tomé más en serio”.

Desde marzo de 1984, en que fue convocado por la selección nacional para un partido de preparación de los mundiales de ese año, las convocatorias se han sucedido, hasta llegar a ser doce veces internacional. Ahora, durante esta temporada, espera seguir haciendo méritos para el Mundial de septiembre próximo en Australia. Con anterioridad se celebrará el Campeonato de Europa, concretamente en enero, y también espera una llamada para participar en él.

-Multitud de jugadores han desfilado por el FS Toledo, sin embargo, Javier Lozano se ha mantenido ahí, perenne ¿Cuáles son las razones?

-Por la única razón que no me he quedado en el FS Toledo es por la economía. Era la peor que podía tener. Pero tampoco me preocupa mucho, porque en el club ha habido un gran cambio, una remodelación total. Si me he quedado también es porque el único jugador toledano en la División de Honor y en la selección nacional soy yo. Además, para la labor que quieren hacer de promoción y estructuración con equipos base, no me parece ni muy lógico ni muy toledano marcharme ahora. Por otro lado, a fin de cuentas soy lo que soy en el fútbol-sala porque los actuales dirigentes me animaron para meterme. En resumen, ha sido un cúmulo de circunstancias, y hoy es un reto para mí seguir en esto.

-Habla un poco de tus inicios, del fútbol ‘grande’, ya abandonado.

-Desde muy pequeño empecé jugando al fútbol. Empecé con Amador, que es una especie de institución en el fútbol de los pequeños. Luego, con quince años, empecé en el Santa Bárbara, hasta los veinte años, que llegué al Fuensalida, y después estuve dos temporadas en el Toledo. A propósito, uno de los equipos que tenía mucho interés por ficharme era el Toledo. Afortunadamente todos los años se ha acordado de mí y este ha insistido de forma especial. Incluso me lo estuve pensando, pero al final decidí que no, porque yo soy un hombre de fútbol-sala, y tengo un ‘status’ que no tendré nunca en el fútbol. Pero me alegro mucho de que ahora les vaya bien, porque casi todos sus jugadores son de la época en que estaba yo.

-El fútbol-sala tiene en Toledo un arraigo muy especial. Cada día se practica más y su equipo es de los punteros.

-Sí, el fútbol-sala irrumpió con mucha fuerza en la época de Mauro. Era el inicio de las competiciones y este hombre hizo las delicias del público, entusiasmaba a los niños y estos empezaron a saber lo que era. A partir de ahí, Toledo siempre ha tenido un equipo muy competitivo, pero descuidando la base. Este año se ha empezado bien. Si esto lo hubiéramos hecho hace tres años, ahora tendríamos jugadores de Toledo, pero más vale tarde que nunca.

-¿A qué se debe la fugacidad de las estrellas del fútbol-sala en Toledo? Casi ninguna aguanta más de una temporada.

-Toledo tiene un buen nombre en toda España. Yo h estado en Palma de Mallorca, Málaga o Barcelona, y nos han recibido como auténticas personalidades. Por eso, a todos les apetece jugar aquí. Pero luego hay circunstancias desfavorables, como el no tener un ‘sponsor’ que garantice los cobros y eso repercute al final. No es lo mismo u club que paga el día treinta de cada mes, que uno como el nuestro, que el año que fuimos subcampeones de Copa, estuvimos sin cobrar toda la temporada.

-¿Qué ha supuesto la llegada de Zego al FS Toledo?

-La entrada de Zego ha sido, o va a ser, una revolución. Digo lo va ser porque en cuanto conozcan sus métodos, se van a venir abajo muchos sistemas determinados, y yo soy uno de los privilegiados que ha podido entrar en ellos. El fútbol-sala de Zego no tiene nada que ver con lo que se practica hasta ahora. De hecho, una vez que logremos estar acolados todos, vamos a dar muchos problemas a los demás equipos. En cuanto a trabajador, no hace falta más que pasarse por un pabellón desde las nueve de la mañana para ver lo que hace.


Compartelo en Twitter


Últimos resultados