Club Deportivo Toledo

En Toledo son las 08:03:47 del 21/04/2018

Contacta con el Club en el correo contacto@cdtoledo.es o en su página oficial www.cdtoledo.es


Próxima jornada


LA HISTORIA               + artículos -->

Luis Cardeña Gálvez
11/01/2018
TEMPORADA 1980/81: TOLEDO 1 – CARABANCHEL 3.
 
 

TEMPORADA 1980/81: TOLEDO 1 – CARABANCHEL 3


El Toledo, a pesar de su entusiasmo, salió derrotado (1-3)

Tampoco pudo con el duro Carabanchel

Manolo, con su gol en propia meta, y una indecisión de Samperio, dieron la ventaja al visitante

Crónica realizada por Ángel Friginal, publicada en el diario “La Voz del Tajo” el 1 de abril de 1981



En semana lluviosa y con los valientes que desafiaron la desapacible matinal, se jugó el encuentro de Liga entre el Toledo y el Carabanchel, con victoria madrileña por tres goles a uno, en exceso abultada, pues el segundo y tercer gol no debieron subir al marcador, y sólo es achacable a las desafortunadas acciones en esos casos, de Manolo y el guardameta Samperio, pero como son goles que se contabilizan, de ahí ese resultado de 3-1.

Arbitraje

Malísima la actuación del colegiado señor Migallón Martín, a quien auxiliaron, por decir algo, Guijarro y Calvo. Anticasera su actuación, pues entre varios aspectos, siempre perjudicando a los locales, no quiso ver, aunque lo vio palpable, el claro empujón a César dentro del área, cuando se disponía a rematar a puerta, tras el saque de un corner. Después, sí vio algunas faltas banales, pero siempre contra el novel Toledo, ignorando la excesiva dureza de los jugadores del Carabanchel, a los que permitió de todo. En el minuto cuarenta, tarjeta a Ocaña, que fue ruidosamente protestada por el público. Después a Ferrero y Prieto, por duras entradas, y también a César.

Alineaciones

CD Carabanchel:
Sánchez, Villa, José María, Sanchidrián, Prieto, Carlos, Ferrero (Pepe, m.60), García Baratas, Aurelio, Gascueña (Emilio, m.66) y Lucho.

CD Toledo: Samperio, Ocaña, Polo, Manolo, Alfredo, César, José Luis, Carlos (Cote, m.61), Monzón, Dierking y Verdugo.

Goles e incidencias

0-1: dos minutos de juego, rechaza el balón en la defensa verde, que recoge en solitario Gacueña, que dispara sobre puerta, despejando Samperio, y Prieto, de cabeza, lleva el balón a la red. Era el primer avance madrileño sobre el portal verde.

1-1: 28 minutos, galopada de Verdugo, con cesión a Monzón, que tranquila y serenamente, aguanta la salida de Sánchez para batirle en gol de habilidad.

1-2: dos minutos después, Carlos pierde un balón que va a Lucho en la parte derecha, cuyo centro da en la cabeza de Manolo y se cuela por alto en la puerta del sorprendido Samperio.

1-3: minuto 50, tremenda indecisión de Samperio ante la internada de Lucho, que había recogido otro rechace a su favor, y cuando el portero toledano sale por fin, no tien nada más que elevarle el balón por encima de su cabeza.

Partido pasado por agua, en donde el Toledo llegó a botar ocho saques de esquina sobre la puerta del Carabanchel, por ninguno de los madrileños.

Con todo en contra, menos sus entusiastas

Ni que decir tiene que eso de ‘al perro flaco’, tiene su más fiel exponente en este actual Toledo, pues si en verdad lo intenta todo en ese prurito de querer agradar, aunque ya todo esté perdido, es más cierto todavía que nada le acompaña, y así, en los primeros minutos tuvo que luchar ya con un gol en contra, en afortunado rechace que cogió desprevenida y adelantada a su defensa, y el Carabanchel se anotaba su primer gol.

Con su poca capacidad, pero intentándolo de la forma que dan sus escasas posibilidades, se lanzó en busca del tanto del empate, pero las decisiones del árbitro, más protestado que ninguno de los que llevamos de temporada, le jugaron una mala pasada, y en el minuto veinte pasó por alto el claro penalti hecho a César, y alguna que otra falta, que siempre tenían como infractor a algún verde, cuando en realidad, y esto es la pura verdad, no nos explicamos todavía cómo el Carabanchel, jugando ante un noble y deportivo rival, sacó a relucir un juego tan demencial y duro, que hace que digamos que ha sido el peor equipo en estos sucios menesteres, que tanto dentro como fuera del Municipal, se han medido al Toledo. Inexplicablemente esta actuación madrileña, y más aún la tolerancia de Migallón Marín.

Pero en el minuto 28, buena jugada del juvenil Verdugo, cediendo tras su galopada a Monzón, que marca, todo hay que decirlo, un gol de maestro, pero que no tarda en apagarse su festejo, pues en otro balón perdido propicia el contragolpe blanco, y hasta el pundonoroso y siempre valiente Manolo tiene la mala suerte de marcar en su propia puerta.

Otro jarro de agua fría en la aún más fría mañana, y hasta por dos veces la veleidosa se quiere aún ‘reír’ del Toledo, en falta muy bien sacada por Polo, pero que no entra por poco, y en intento de remate de cabeza que malogra César, muy desviado, cuando el gol ya se cantaba.

Después, la tarjeta a Ocaña, cuando mayores entradas efectuaban los visitantes, que indignó al poco, pero paciente, respetable, y los abucheos acompañaron ya al árbitro hasta su retirada a vestuarios.

Con escasos minutos de la reanudación llega el tercer gol de los de ‘La Mina’, de desesperante indecisión de Samperio, que malogra ya todas las ilusiones que se pudieran tener de igualar el encuentro, pues ya el toma y daca en que cayó el encuentro, impuesto por los visitantes, unido a que el campo estaba pesadísimo por la lluvia que estaba cayendo, no se conseguía ese dominio preciso y necesario que hiciera, al menos, concebir alguna ocasión de gol, y cuando mejor se presentaron algunas, con la sustitución de Cota por Carlos, que dio lugar a que Polo se adelantara, pero como siempre, la suerte no se quiso aliar ni una sola vez con el Toledo, y hasta el nefasto Migallón, en manso que pitó dentro del área, la señaló fuera de la misma en otra protección al Carabanchel, que por su feo comportamiento no se hizo acreedor a este triunfo, aunque el mismo no se le pueda escatimar ya nadie.

Y con la resignación y tranquilidad de que todos estamos poseídos, se registra otra derrota del Toledo en su propio feudo, que ya no hace más negro el panorama, aunque sí es bueno decir, por constarnos lo mismo, que ya se está trabajando, o al menos, planificando detalles para la próxima campaña que el conjunto verde jugará en Preferente, pues hará su cuarto descenso de la categoría nacional, que sumado a otro que aconteció desde la Primera Regional a la Segunda, suma, en definitiva, el quinto.

Si en los cuatro anteriores se consiguió después el retorno, habrá que confiar en que así sucederá en este. Todo menos rasgarse las vestiduras y hundirlo más entre todos por desganas o críticas.

Por el momento, cumplir ya con todos los compromisos que restan y anticiparse a todo lo que de verdad tenga que ser beneficios para el mañana.


Compartelo en Twitter


Últimos resultados